Las 5 actitudes laborales más valoradas para superar un proceso de selección

Las 5 actitudes laborales más valoradas para superar un proceso de selección

El lado humano, más allá de la experiencia o los conocimientos técnicos, será otra de las aptitudes que más valorarán los responsables de recursos humanos. En orden de importancia, la actitud se encuentra en primer lugar, seguida de la experiencia y la formación. Dentro de ella se pueden identificar las siguientes características que coinciden en destacar los directores de RR.HH.:

1. Flexibilidad. En lo que respecta a la actitud personal, las virtudes que más buscan estos directivos en sus futuros empleados es la polivalencia, de forma que sean capaces de realizar distintas tareas y desempeñar varias funciones dentro de la empresa. No se trata de tener conocimientos específicos en muchas áreas, sino de tener predisposición a realizar funciones diferentes a las determinadas para el puesto, de adaptarse a las necesidades y “estar abierto” a aprender.

2. Capacidad de superación. Se han acabado los tiempos en los que se buscan candidatos que “estén de vuelta de todo”. Sea cual sea su experiencia, las empresas quieren profesionales que estén dispuestos a aprender, a seguir superándose a sí mismos y que se atrevan a innovar. Además, llama la atención el hecho de que las empresas dejen de sobrevalorar aspectos como la formación o a la experiencia profesional, para centrarse en el lado más humano de la persona. En este sentido, un 34% considera muy importante que el demandante de empleo realice voluntariado en su vida personal.

3. Optimismo. Las actitudes positivas a la hora de relacionarse con los demás y afrontar los conflictos tienen un gran valor añadido porque mejoran la cohesión interna de la organización, así como el clima laboral, y proyectan una buena imagen hacia el exterior.

4. Iniciativa. Se traduce en la capacidad del candidato para proponer, implementar mejoras o idear nuevos proyectos.

5. Motivación. Es un aspecto esencial. Los candidatos que se muestren ilusionados con el puesto darán lo mejor de sí mismos y las empresas son conscientes de ello.

La mejor respuesta de las empresas en tiempos difíciles

A pesar de que la contratación de personas con discapacidad pone de relieve importantes sombras, la presente encuesta también arroja crecientes luces en materia de responsabilidad corporativa (RC). Así, un 92% afirma que no reducirá las iniciativas responsables en 2014, o incluso, que las reforzará (43%). Este resultado revela que la RC es la mejor respuesta en tiempos difíciles y el único camino para que una empresa sea sostenible y perdure en el tiempo.

Las actitudes positivas a la hora de relacionarse con los demás y afrontar los conflictos están cada vez más valoradas. En el informe se concluye que las iniciativas que experimentarán un mayor impulso son las que tienen que ver con la política de calidad y medio ambiente y con la formación a los empleados. En lo que respecta al voluntariado corporativo también se prevé un alto desarrollo de esta práctica en 2014. Según Mesonero, “en tiempos difíciles, resulta más lógico que nunca que las empresas inviertan en la formación de sus empleados y en voluntariado corporativo. En concreto, esta última práctica ayuda a que los trabajadores desarrollen habilidades de liderazgo, trabajo equipo y creatividad, a la vez de reportar innumerables beneficios a la sociedad”.

La conciliación es uno de los puntos débiles de la Responsabilidad Corporativa. Un 77,4% de las empresas no prevé ningún avance significativo en esta cuestión durante el próximo año. A este respecto, Mesonero comenta que “la flexibilidad en los horarios sigue siendo el Talón de Aquiles. En nuestro país sigue muy arraigado el estigma de que conciliar va en detrimento de la productividad y es una creencia errónea, ya que tiempos demasiado extensos en el puesto de trabajo pueden traer consigo horas muertas, estrés y, en definitiva, menores resultados. Por el contrario, la conciliación permite a los trabajadores sacar lo mejor de sí mismos”.

Por otra parte, las personas con discapacidad tampoco ocuparán un lugar prioritario en este campo. Según las encuestas reflejadas en el informe, sólo una cuarta parte de los directivos cree que podrá reforzar la política de contratación de personas con discapacidad en 2014. Dicho de otro modo, un 75% no impulsará ninguna iniciativa que fomente la contratación del colectivo.

Share this post