Durante los últimos años hemos podido ver como la revolución tecnológica que vivimos ha tenido sus particularidades a la hora de expandirse a sectores concretos. La selección de profesionales ha sido uno de esos sectores que más se esta viendo transformado por los continuos cambios.

Recientemente hemos podido disfrutar del informe que Recruiter.com acaba de sacar sobre las Tendencias Tecnológicas para el 2013 en Selección. En él, diferentes áreas son analizadas por expertos, y a modo de resumen, nos gustaría compartir las que más nos han llamado la atención:

Entendido hasta hace poco como un trozo de papel, presenta más limitaciones que facilidades hoy en día. Acostumbrados a una dinámica constante en la que a través de unclick puedes acceder a la información que necesitas, este formato impreso tiene sus días contados. Los perfiles profesionales y sociales en las diferentes redes y plataformas a las que podemos tener acceso nos permiten indagar casi sin límites en aspectos tan necesarios para la selección como información de las empresas en las que ha trabajado el candidato, referencias disponibles, trabajos publicados, validación de capacidades, etc… Y todo esto instantáneamente y sin consumo de papel ni espacio físico. ¿Puede competir el clásico curriculum contra ésto?

Los ATS, o sistemas de seguimiento de candidaturas en los que los profesionales pueden apuntarse a ofertas de trabajo y comprobar si han sido o no seleccionados para diferentes procesos, simplemente no se adaptan a la realidad actual. Un candidato es ante todo una persona, y las personas desean compromiso en éste ámbito. Los ATS carecen de oferta de compromiso para los candidatos. Uno puede ser descartado sin tener por qué recibir una respuesta o feed back. Indigune coincide con Recruiter.com al afirmar que el candidato, ante todo, debe ser tratado como un cliente. En 2013 veremos como la tecnología en selección se mueve en esta dirección de crear relaciones más comerciales con los candidatos.

Cada día un mayor porcentaje de trafico de datos de internet corresponde a la tecnología móvil. Ericsson confirmó que el uso de internet en el móvil se duplicó del 2011 al 2012. Otro estudio reflejó que el 91% de los estadounidenses tienen el smartphone al alcance 24 horas al día los 7 días de la semana. Sin duda, una linea directa entre empresa de selección y candidato.
Esta realidad para el mundo de la selección también tiene su impacto. Las aplicaciones de redes profesionales donde las personas pueden ver fácilmente ofertas laborales y mostrar su interés irán a más durante este año. Especialmente tendrá un gran impacto en la captación los candidatos pasivos (no en búsqueda activa).

Poco a poco las empresas y responsables de selección están inclinando la balanza desde las ATS (Applicant Tracking Systems) a estas plataformas sociales. En 2013 esta tendencia no va a parar. Las ventajas cualitativas de la publicación de ofertas en estas redes son palpables, no solo a la hora de captar talento, sino de difundir cultura de empresa, imagen e información corporativa. Aquí, marketing y recursos humanos estrechan lazos.
Las nuevas herramientas de estas plataformas ayudan a conectar socialmente a los profesionales en búsqueda y a las empresas que ofertan trabajo, y reducen la dependencia de las anteriormente citadas ATS. La cuantía de datos sobre las candidaturas es mucho mayor a través de las redes sociales y el acceso a profesionales es mayor, no limitándose a personas en búsqueda únicamente.

Uno de los grandes avances, en diferentes dimensiones. Tanto las entrevistas por videoconferencia como los incipientes “video curriculums” serán los grandes avances. La tecnología necesaria ha sido mejorada y puesta al alcance de todas las partes y de cualquier dispositivo como los smartphones o tablets. Estas entrevistas, por ejemplo, permiten apreciar las capacidades de interlocución del candidato en una etapa anterior de la selección, lo que provocará una rebaja en los tiempos de contratación por parte de las empresas, por no hablar de gastos de desplazamiento.

Con todos estos cambios en marcha la selección y contratación puede ser mejorada a través de las mejoras tecnológicas, para lo cual se necesita de una constante adaptación y desarrollo por parte de las empresas y profesionales usuarios.